¿Dónde colocar mi purificador de aire en el hogar?

Los purificadores de aire son aparatos que se han popularizado mucho a lo largo de los últimos años y una pregunta muy frecuente entre los consumidores de estos dispositivos es: ¿dónde coloco mi purificador de aire? y es una muy buena pregunta ya que dependiendo del lugar donde los coloquemos su rendimiento será mejor o peor.

En este artículo te recomendaremos algunos lugares en los cuales le sacarás la mayor ventaja posible a tu purificador de aire.

Colocar cerca de la fuente que causa la contaminación

Es evidente que si hemos comprado un purificador de aire es porque queremos que nuestro entorno este lo mas oxigenado o descontaminado posible y colocar cerca de la fuente de contaminación a este aparato le permitirá atacar de manera directa a su objetivo haciendo su trabajo más rápido y simple, algunos ejemplos de fuente de contaminación pueden ser:

  •  Zonas donde se fuma.
  • Lugar donde duermen mascotas.
  • Lugares donde haya mucho polvo o se guarden cosas como garajes, cuartos de invitados, closets entre otros.

Evitar lugares muy transitados del hogar

Es bueno colocar el purificador en lugares donde creamos que no sean muy transitados por personas, ya que, si hay niños, mascotas o incluso alguna persona adulta este pudiera tropezar con el aparato y causar algún accidente, algunos lugares donde recomendamos no colocar el aparato:

  • No colocarlo encima de muebles, sillas u objetos que con el mínimo movimiento o tropiezo puedan hacer que el dispositivo caiga.
  • Pasillos o lugares poco iluminados y que además sea constante el paso de personas.

Lejos de aparatos electrónicos

Los aparatos electrónicos se pueden interferir unos a otros, y si estos contienen motores como es el caso del purificador de aire, este problema se acentúa aún más.

Tampoco es recomendable conectar el purificador de aire en          toma-corrientes donde ya hay otros dispositivos conectados para evitar la sobrecarga de esa toma, resulta mejor conectarlo en algún otro lugar y que este se encuentre solo.

Ventanas y puertas cerradas

Los purificadores de aires en general darán un rendimiento mucho mayor en entornos completamente cerrados ya que así de esta manera evitaremos las entradas de polvo, polen u otras sustancias tóxicas.

Además, en caso de dejar puertas o ventanas abiertas el aparato no se dará a basto ya que se tomará también la tarea de purificar el aire exterior.

Evitar lugares húmedos

La principal razón para no colocar estos aparatos en lugares húmedos es porque esta puede afectar a las propiedades y funcionamiento de los filtros HEPA y de carbono activo y por lo tanto esto reducirá el tipo de vida del purificador.

Algunos lugares donde no es bueno colocar el aparato ni siquiera si este no está en funcionamiento debido a la humedad:

  • Cocinas: Al menos no mientras esta esté en uso ya que puede producir humedad
  • Baños: Tampoco es bueno colocarlas en estos sitios en el caso de uso de agua caliente ya que esta produce vapor y por lo tanto una humedad elevada.

Evitar la obstrucción de entradas y salidas de aire

Para un óptimo rendimiento también se recomienda poner a los purificadores de aire en lugares amplios, pero como ya mencionamos no muy transitados por personas, ya que si algún objeto como un mueble o pared obstruye la salida de aire este no podrá realizar el trabajo de la manera más óptima posible.

Ya que la funcionalidad de este dispositivo se da por medio de espirar el aire que se encuentra alrededor de él, llevarlo a través de sus filtros y luego expulsarlo nuevamente totalmente renovado.